Arte

10 obras imperdibles de Frida Kahlo

Conoce las mejores obras de Frida Kahlo, la artista mexicana más reconocida en el mundo.

Frida Kahlo (1907-1954) es una de las artistas más reconocidas en México y todo el mundo, siendo sus autorretratos sus obras más famosas. La vida de la artista originaria de la Ciudad de México no fue nada fácil, pues desde su infancia tuvo que afrontar serios problemas. A los 6 años contrajo poliomielitis, enfermedad que le dejó secuelas permanentes. En su juventud sufrió un grave accidente automovilístico que la mantuvo postrada en cama durante un largo periodo y tuvo que ser sometida a diversas operaciones quirúrgicas.

En su obra, Frida plasma todas las dificultades y el sufrimiento que soportó durante su vida, y refleja su profundo amor por México a través de su gusto por el arte popular de las regiones indígenas del país, que orgullosamente portaba con sus espectaculares vestidos tradicionales.  

La vida de Frida también estuvo marcada por su tumultuoso matrimonio con el famoso muralista Diego Rivera, con quien tuvo un gran vinculo creativo. Su polémica relación estuvo llena de aventuras e infidelidades, situación que la llevó a separarse del artista para nuevamente volverse a casar con él.

La tormentosa y fascinante vida de la artista fue llevada a la pantalla grande en 2002 por la directora Julie Taymor y contó con la actuación de Salma Hayek como Frida. La cinta tuvo buena recepción por parte del público y fue nominada a seis Premios Óscar, obteniendo los galardones por Mejor maquillaje y Mejor banda sonora.

En la alcaldía Coyoacán de la Ciudad de México se encuentra ubicado el Museo Frida Kahlo, también conocido como la Casa Azul, uno de los sitios turísticos más visitados y representativos de la ciudad. Frida pasó gran parte de su vida en este lugar, y ahora alberga una gran colección con objetos de su vida.

Gracias a sus contribuciones al mundo del arte y a la formación de una nueva identidad para las mujeres, hoy en día Frida es considerada, por muchas, como un símbolo del feminismo. Su obra influenció en gran medida a artistas como Madonna y a personalidades de la literatura como Elena Poniatowska.

A más de 100 años del nacimiento de Frida, la recordamos con algunas de sus mejores obras.

1. Autorretrato con collar de espinas y colibrí, 1940

Esta pintura es bastante pequeña, pues apenas mide 61 × 47 cm y se encuentra en el Harry Ransom Center de la Universidad de Texas en Estados Unidos. Frida realizó esta obra después de su divorcio de Diego Rivera. En el cuadro se observan diversos animales e insectos, y destaca el colibrí muerto que utiliza como collar, el cual se considera como un amuleto de buena suerte.

 2. Sin Esperanza, 1945

Al reverso de este cuadro, Frida anotó la siguiente frase “A mí ya no me queda ni la menor esperanza… todo se mueve al compás de lo que dicta la panza” con lo cual muestra el estricto régimen de alimentación al que estuvo sometida, debido a su falta de apetito que le hizo perder bastante peso, por lo que tuvo que ser alimentada por un embudo. Esta obra también es de dimensiones pequeñas (28 x 36 cm) y se exhibe en el Museo Dolores Olmedo en la Ciudad de México.

3. Las dos Fridas, 1939

Este cuadro es uno de los más famosos de la artista mexicana y lo pintó durante el proceso de su divorcio con Diego Rivera. En esta obra se observa a una Frida con vestimenta mexicana y a la otra con ropa más estadounidense. Por aquel tiempo, Frida había estado viviendo en Nueva York y París debido a las exposiciones internacionales que realizó tras la buena aceptación que obtuvo de artistas europeos como Marcel Duchamp. Actualmente, esta obra se exhibe en el Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México.

4. La columna rota, 1944

Esta impactante obra muestra el dolor y sufrimiento que Frida acarreaba desde un terrible accidente automovilístico que tuvo en su juventud, donde padeció múltiples lesiones que le obligaron a llevar un corsé ortopédico. A pesar de que en su rostro se muestran lagrimas cayendo y clavos que laceran todo su cuerpo, en su mirada también se observa la determinación de afrontar con valentía y firmeza todo ese dolor. La obra forma parte de la colección permanente del Museo Dolores Olmedo.

5. Diego en mi pensamiento, 1943

A esta obra también se le conoce como “Autorretrato como tehuana” y en ella se muestra a Frida con un traje tradicional de tehuana que usan las mujeres de la cultura zapoteca que habitan en Tehuantepec, Oaxaca. Diego Rivera sentía una gran fascinación por este vestido regional mexicano. El cuadro forma parte de la colección Jacques y Natasha Gelman.

6. El venado herido, 1946

Frida realizó esta pintura antes de ser sometida a una operación quirúrgica en la columna vertebral, mostrando así el dolor tanto físico como mental que la aquejó durante gran parte de su vida. En la parte inferior izquierda se puede observar la inscripción “carma” que hace referencia al inevitable destino que tuvo que afrontar la artista. Como muchos de sus cuadros, este también cuenta con dimensiones modestas (22.4 × 30 cm) y fue regalado por Frida a una pareja de amigos como regalo de bodas.    

7. El abrazo de amor de El universo, la tierra (México), Yo, Diego y el señor Xólotl, 1949

‘El abrazo de amor’ tiene múltiples referencias y simbolismos, uno de ellos es el señor Xólotl (mascota de Frida), nombre otorgado en la mitología mexica al dios del ocaso o de los espíritus, que se encarga de ayudar a los muertos en su viaje al Mictlán (inframundo). Además, destaca al centro del cuadro Frida cargando a Diego, mientras son protegidos por la Madre Tierra, quienes a su vez están cubiertos por el manto del universo visto como una dualidad. Esta obra pertenece a la colección privada Jacques y Natasha Gelman.

8. Hospital Henry Ford, 1932

Esta pintura lleva por título el nombre del hospital donde Frida fue atendida tras sufrir un aborto por problemas médicos. A lo lejos puede apreciarse la Ford Motor Company de Detroit, donde Diego estaba realizando murales. Al centro flotan varios elementos como el feto de un varón que tanto deseaba la artista, así como un caracol, que simboliza la lentitud del aborto. El cuadro forma parte del Museo Dolores Olmedo.

9. Frida y Diego Rivera, 1931

Este cuadro fue pintado mientras Frida se encontraba en una estadía de 18 meses en San Francisco, Estados Unidos, luego de que le fuera encomendado realizar diversos murales a Diego, con quien recientemente se había casado. En aquella época, Diego ya era un artista consolidado, mientras que Frida apenas iniciaba su carrera artística. La obra fue realizada para el coleccionista de arte, Albert M. Bender, y actualmente se encuentra en el Museo de Arte Moderno de San Francisco.

10. Viva la vida, 1954

Cerramos este top con un bellísimo y sumamente importante cuadro, ya que se considera la última obra que realizó Frida antes de su muerte. 8 días antes de su fallecimiento, la artista colocó la inscripción “Viva la Vida – Coyoacán 1954 – México”. Esta frase inspiró a Chris Martin, vocalista de la banda inglesa Coldplay, a titular de esta forma su icónica canción y álbum de 2008. En una visita al Museo Frida Kahlo en Coyoacán, el artista británico quedó asombrado por la audacia de la artista mexicana para enfrentar con valentía y fortaleza todas las adversidades.   

Escríbenos en los comentarios cuáles son tus obras favoritas de esta gran artista.

También te puede interesar:

7 obras enigmáticas de Remedios Varo

Rubén Orozco, el artista mexicano que asombra al mundo con sus esculturas hiperrealistas

Comments

comments

10 obras imperdibles de Frida Kahlo
1 Comment

1 Comment

  1. Pingback: La femineidad y el dolor en las fotografías de Iness Rychlik - Cultura Impaciente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más visto

To Top