Arte

Los mejores besos de la historia del arte

Recopilamos 10 de los mejores besos de la historia del arte que debes de conocer.

Pablo Neruda mencionó alguna vez: “En un beso, sabrás todo lo que he callado” pero ¿cómo describir un beso? Tradicionalmente, representa una expresión emocional que refleja sentimientos de amor o afecto hacia otra persona. Además, suele tener implicaciones sexuales, románticas, eróticas o afectivas que permiten una conexión entre las personas. El beso también es un simbolismo social que se utiliza para expresar sentimientos de amor, aprecio, afecto o respeto.

A lo largo de la historia, los artistas han representado este momento tan íntimo de diferentes formas en sus pinturas, plasmando en cada obra ese sentimiento tan intenso que representa. En Cultura Impaciente recopilamos 10 de los mejores besos de la historia del arte que debes de conocer.  

Henri de Toulouse-Lautrec, “En la cama: el beso” (1892)

El beso forma parte de un conjunto de 4 obras, junto con otros 16 retratos de prostitutas que le encarga a Lautrec el dueño de un prostíbulo. Estas pinturas se realizaron para decorar el salón principal de un prostíbulo cuyos temas son de índole lésbica, erótica, pero con connotaciones tiernas.

Gustav Klimt, “El beso” (1907)

La obra maestra de Gustav Klimt es un óleo con laminillas de oro y estaño sobre lienzo de grandes dimensiones (180 x 180 centímetros). Esta obra se encuentra en la Galería Belvedere de Viena. Klimt es tan querido en su país natal que, en 2003, Austria emitió una moneda conmemorativa de 100 euros que tenía un grabado de El Beso por un lado y un retrato de Klimt trabajando en su estudio en el otro.

Pablo Picasso, “El beso” (1969)

Esta obra es una de las menos conocidas de Picasso, y muestra dos cabezas unidas por una sola línea que ocupa todo el espacio pictórico. Picasso no duda en deformar las caras para acercarlas: de las dos, hace una sola para expresar la fusión íntima que tiene lugar durante el acto de besar.

René Magritte, “Los amantes” (1928)

La obra forma parte de una serie de cuatro pinturas similares, realizadas en 1928. La pintura nos muestra una de las escenas más icónicas y famosas de la historia del arte, donde vemos el beso de una pareja con los rostros cubiertos por unas telas que ocultan sus identidades. Actualmente se encuentra en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Frank Dicksee, “Romeo y Julieta” (1884)

Este cuadro representa la famosa escena del balcón de Romeo y Julieta. La pintura data de 1884, y fue realizada por el pintor inglés Frank Dicksee.

Roy Lichtenstein, “Beso II” (1963)

En 1990, este cuadro fue vendido en una casa de subastas al propietario de una galería japonesa por seis millones de dólares, convirtiéndose así en la segunda pintura de Lichtenstein de mayor precio vendida en una subasta.

Marc Chagall, “El cumpleaños” (1915)

Representa el día de cumpleaños del propio artista y pone de relieve sus máximas inspiraciones: el amor y la fantasía. “El cumpleaños” fue pintado justo antes de que Marc Chagall se casara, y muestra una felicidad tan grande que los dos enamorados flotan por el aire.

Francesco Hayez, “El beso” (1859)

Es un óleo sobre lienzo del pintor italiano Francesco Hayez, realizado en 1859 y conservado en la Pinacoteca de Brera, en Milán. La escena, ambientada en un contexto medieval, representa dos jóvenes enamorados que se besan. El beso fue encargado a Hayez por el conde Alfonso María Visconti y decoró su lujosa residencia durante más de 25 años.

Ron Hicks, “Amor en la carretera” (2012)

Esta pintura es la más reciente de la lista y fue creada por el artista estadounidense Ron Hicks, cuyo trabajo se enmarca dentro del impresionismo contemporáneo, y capta a la perfección la elegancia y delicadeza de esta escena. En “Amor en la carretera” podemos observar un apasionado beso de una pareja de conductores en medio de la carretera.            

Edvard Munch, “El beso” (1897)

Finalmente, tenemos ‘El Beso’, una pintura al óleo sobre lienzo hecha por el artista noruego Edvard Munch en 1897. Es parte de su serie El friso de la vida, la cual representa las etapas de la relación entre hombres y mujeres. Esta obra fue exhibida desde 1903 y actualmente se encuentra en el Museo Munch, en Oslo.

***

Comments

comments

Los mejores besos de la historia del arte
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más visto

To Top