Arte

6 increíbles obras de René Magritte

René Magritte fue un pintor surrealista belga. Conocido por sus ingeniosas y provocativas imágenes. Sus obras tienen una carga conceptual basada en el juego de imágenes ambiguas y su significado denotado a través de palabras, poniendo en cuestión la relación entre un objeto pintado y uno real.

En sus cuadros es muy habitual ver juegos de duplicaciones, ausencias y representaciones dentro de representaciones. Magritte manipulaba imágenes cotidianas como un juego con el que explorara los límites de la percepción. Sin duda, René Magritte fue un genio que supo plantear a través de su arte diferentes modos de percibir el mundo real.

Los amantes (1928)

La obra forma parte de una serie de cuatro pinturas similares, realizadas en 1928. La pintura muestra el beso de una pareja con los rostros cubiertos por unas telas que ocultan sus identidades. Actualmente se encuentra en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

El hijo del hombre (1964)

El hijo del hombre es una de las obras más famosas del pintor belga. Magritte pintó este cuadro como un autorretrato, que ha sido parodiado en múltiples ocasiones y aparece en una escena de la película La Montaña Sagrada de Alejandro Jodorowsky.

Reproducción prohibida (1937)

Esta pintura fue encargada por el poeta Edward James y se considera un retrato de James, aunque su cara no está representada. La obra se encuentra en el Museo Boijmans de Róterdam.

La lámpara filosófica (1936)

De este cuadro, su autor dijo: “Las meditaciones del filósofo y distraído pueden hacer pensar en un mundo mental cerrado sobre sí mismo, como aquí un fumador es prisionero de su propia pipa”.

La traición de las imágenes (1929)

Magritte dijo lo siguiente sobre este cuadro: “la famosa pipa. ¡Cómo me reprochó la gente por ello! Y, sin embargo, ¿podría usted rellenarla? No, claro, es una mera representación. ¡Si hubiera escrito en el cuadro ‘Esto es una pipa’ habría estado mintiendo! Esta obra se encuentra en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA) en California.

El falso espejo (1929)

El fotógrafo Man Ray, quien fue dueño de la obra, señaló que hay una dualidad en el cuadro, pues el espectador puede ver y ser visto de forma simultánea y escribió que la pintura “ve tanto como ella misma se ve”. Actualmente, se encuentra en el Museo de Arte Moderno de Nueva York. 

***

Comments

comments

6 increíbles obras de René Magritte
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más visto

To Top
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detected!!!

We have detected that you are using extensions to block ads. Please support us by disabling these ads blocker.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock