Cine

Winona Ryder y su impacto en toda una generación

La década de los 90’s está llena de grandes estrellas de Hollywood admirados por su talento, presencia y carisma. Aquellos nombres que al ser anunciados en una producción se convertían en una garantía de éxito entre el público, sobre todo cuando de películas de acción y comedias románicas se trataba. Sin embargo, a finales de los 80’s el nombre de una joven introvertida de cabello oscuro y mirada inocente que se alejaba del prototipo de estrella de cine empezó a adquirir reconocimiento por su autenticidad y talento, convirtiéndose posteriormente en una de las actrices más representativas de los 90’s tras su primera de varias colaboraciones con Tim Burton, quien al igual que ella, no encajaban con el glamour del Hollywood popular de aquel entonces. A partir de ahí, la joven Winona Laura Horowitz conocida artísticamente como Winona Ryder, dejaría una huella en la industria y toda una generación, manteniéndose fiel a su esencia hasta el día de hoy. 

A pesar de que su debut fue en el año 1986 con el coming of age “Lucas” a lado del fallecido Corey Haim, fue hasta 1988 que obtuvo su primer papel principal en “Beetlejuice” junto a Geena Davis, Alec Baldwin y Michael Keaton, bajo la dirección de Tim Burton, en una comedia de humor negro que mezcla la fantasía y el estilo gótico característico de Burton en donde interpretó a la peculiar adolescente Lydia Deetz.

A partir de entonces comenzaría a obtener papeles protagónicos como la comedia negra “Heathers” de Michael Lehmann del mismo año, película que se convertiría en un clásico de culto y sería la inspiración de futuras cintas de adolescentes como “Jawbreaker” o “Mean Girls”. También en comedias dramáticas como “Mermaids” de 1990 en donde interpreta a la hija incomprendida de Cher y hermana menor de una pequeña Christina Ricci. Ese mismo año también regresó bajo la dirección de Tim Burton con la exitosa “Edward Scissorhands”, en donde según sus palabras, fue la primera vez interpretando a un personaje completamente distinto a ella. 

Aunque en un inicio fue difícil encontrar un lugar dentro de Hollywood al ser rechazada por los productores por no cumplir con los estándares tradicionales, finalmente logró encontrar su lugar dentro de la industria en el que su esencia y talento fueron aprovechados con proyectos independientes como “A Night on Earth” de Jim Jarmusch hasta producciones grandes como “The Age of Innocence” de Martin Scorsese en 1993, por la cual obtuvo su primera nominación al Óscar y “Bram Stoker’s Dracula” dirigida por Francis Ford Coppola tras haber renunciado por cuestiones médicas a su participación en la tercera entrega de “The Godfather” dos años atrás en la que interpretaría a Mary Corleone siendo finalmente sustituida por Sofia Coppola. Además de actuar en esta nueva versión de Dracula, la cual se realizó después de haber convencido a Coppola de tomar el proyecto siendo tan solo una adolescente, Ryder también se involucró en su producción, sin embargo, nunca logró obtener el reconocimiento que merecía de manera oficial. 

A mediados de los 90’s Winona ya era un símbolo de la generación X en donde sus proyectos y ella misma eran la representación de una generación más trasparente, crítica y capaz de hablar y reflejar temas como la salud mental, la crisis de identidad y la aceptación hacia aquellos que eran considerados inadaptados a través de su voz tanto dentro del cine como fuera de él.

Películas como la adaptación de “Little Women” de 1994 que le dio su segunda nominación al Óscar por su increíble interpretación como Jo March, representando un personaje femenino revolucionario y fiel a sus ideales, “Reality Bites” del mismo año en la que más que un triángulo amoroso se reflejaban los conflictos y la crisis de un veinteañero al entrar al mundo adulto bajo sus presiones sociales y las expectativas, también la adaptación de la novela de Arthur Miller “The Crucible” de 1996 donde interpreta a Abigail Williams, una de las primeras mujeres acusadas de brujería en el juicio de Salem del siglo XVII y más tarde en 1999 con “Girl Interrupted” adaptación de la novela de Susana Kaysen sobre sus vivencias dentro de un hospital psiquiátrico, libro que Winona leyó después de haber tenido su propia experiencia internada en uno y por el que se interesó en llevar la historia a la pantalla grande durante 7 años con el fin de concientizar sobre temas como los trastornos mentales, la depresión y el suicido, además de lograr conseguir el destacable papel de Lisa Rowe para Angelina Jolie con el cual ganaría el Oscar a mejor actriz de reparto. 

A lo largo de su carrera, no solo ha actuado bajo la dirección de grandes nombres de la industria y a lado de actores excepcionales en múltiples géneros demostrando su versatilidad desde antes de cumplir 30, sino que se ha involucrado en el proceso creativo de muchos de ellos debido a su pasión por el cine y su amplio conocimiento en arte y cultura, ayudando también a diversos actores a obtener las oportunidades que merecen gracias a su influencia, tales como Ethan Hawke, Christian Bale y Angelina Jolie. 

Su compromiso y pasión se ven reflejados hasta el día de hoy, siendo “Stranger Things” un claro ejemplo de eso, ya que en palabras de los hermanos Duffer (creadores de la serie) además de haber influido en el desarrollo de su personaje, también supervisa el guion para corroborar y corregir detalles, fechas y datos específicos de los 80’s para lograr mayor fidelidad con la época en la que la serie transcurre. Siendo más que una actriz de reparto, una pieza importante para el desarrollo y el éxito de la serie. 

Winona ha experimentado los altibajos, el éxito y la presión de la industria, logrando a pesar de eso mantenerse fiel a sus ideales y valores durante más de 30 años, ganando la admiración y reconocimiento de sus colegas y del público en general, representando una imagen contraria a la falsedad y superficialidad de la industria a través de su calidez y autenticidad según testimonios de sus co estrellas. Después de un largo tiempo manteniendo un perfil bajo y trabajando en producciones pequeñas debido al acoso mediático tras el incidente del robo a inicios del 2000, el ícono de los 90’s que dejó huella en la moda y el cine finalmente regresó a la boca de todos en el 2016 encabezando el cast de una de las series más exitosas de Netflix, “Stranger Things”, en donde su aparición no sólo entusiasmó a aquellos fans y cinéfilos que crecieron con su trabajo, sino que se ganó el corazón de toda una nueva generación de adolescentes, quienes redescubrieron su trayectoria y encontraron inspiración en ella, demostrando que aún después de más de 30 años, su influencia sigue causando impacto y admiración generación tras generación. 

Comments

comments

Winona Ryder y su impacto en toda una generación
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más visto

To Top
Ads Blocker Image Powered by Code Help Pro

Ads Blocker Detected!!!

We have detected that you are using extensions to block ads. Please support us by disabling these ads blocker.

Powered By
Best Wordpress Adblock Detecting Plugin | CHP Adblock