Cine

Frases inolvidables de ‘Forrest Gump’

Forrest Gump es un clásico indiscutible del cine, que en 2021 cumple 27 años de su estreno. Estas son algunas de sus frases más memorables.

Forrest Gump es un clásico indiscutible del cine, que en 2021 cumple 27 años de su estreno. Esta extraordinaria cinta está basada en una novela de Winston Groom, y fue dirigida por Robert Zemeckis, quien es conocido por haber realizado la trilogía de Volver al Futuro y Náufrago.

Forrest Gump es protagonizada por Tom Hanks, quien realiza uno de los mejores papeles de su carrera, Robin Wright, la odiada Jenny, Gary Sinise como el teniente Dan, y Mykelti Williamson como el amante de los camarones “Bubba”.

Un aspecto fundamental de la cinta es su estupendo soundtrack que incluye una basta selección de éxitos de Elvis Presley, Fleetwood Mac, Creedence Clearwater Revival, Lynyrd Skynyrd, The Doors, Jimi Hendrix y Simon & Garfunkel, entre otros.

La película fue todo un éxito en taquilla y recibió un sinfín de reconocimientos a nivel internacional entre los que destacan 6 premios Óscar en categorías como mejor película, director y actor, así como 3 Globos de Oro. Forrest Gump no tenía la tarea nada fácil, pues en aquel año competía con grandes clásicos del cine como Pulp Fiction, Shawshank Redemption y El Rey León.

Gracias a su relevancia y trascendencia, en 2011 el Congreso de Estados Unidos la seleccionó para ser preservada en su registro nacional cinematográfico.

No cabe duda de que Forrest Gump tiene escenas y frases memorables que vale la pena recordar, las cuales te presentamos a continuación:

“Mi mamá siempre decía: “La vida es como una caja de chocolates. Nunca sabes el que te va a tocar”.

“Tonto es el que hace tonterías”.

“Puede que yo no sea muy listo, pero sí sé lo que es el amor”.

“Haz lo mejor que puedas con lo que Dios te ha dado”.

“Mamá decía que hay un límite de fortuna que un hombre realmente necesita y el resto es solo para lucirse”.

“Es curioso lo que un joven recuerda. Porque yo no recuerdo haber nacido, no recuerdo lo que me regalaron para mi primera Navidad y no recuerdo a dónde fui para mi primer picnic. Pero si recuerdo la primera vez que escuché la voz más dulce de todo el mundo”.

“Yo no sé si mamá tenía razón o si la tiene el teniente Dan. Yo no sé si todos tenemos un destino, o si estamos flotando casualmente como en una brisa. Pero yo creo que pueden ser ambas, puede que ambas estén ocurriendo al mismo tiempo”.

“Éramos como pan y mantequilla”.

“Mamá decía que puedes saber mucho de las personas por los zapatos que usan. A dónde van, en dónde estuvieron”.

“Cuando corro dicen que soy como el viento”.

“Por supuesto que todos somos diferentes Forrest, si Dios hubiese querido que fuéramos iguales, nos habría puesto a todos aparatos en las piernas”.

“Mi madre decía que tienes que dejar atrás el pasado antes de seguir adelante”.

“La verdad, aunque yo siempre iba corriendo, nunca pensé que eso me llevara a ningún lado”.

“Yo no sé mucho de casi nada”.

“No había visto nada tan hermoso en mi vida, ella era como un ángel. Me senté junto a ella en ese autobús y tuvimos una conversación durante todo el camino a la escuela. Nadie me habló ni me hizo preguntas desde ese día, siempre estuvimos juntos. Ella me ayudó a aprender a leer y yo le enseñé a columpiarse, a veces simplemente nos sentábamos y esperábamos las estrellas. Por alguna razón, Jenny nunca quería volver a su casa, ella era mi amiga más especial, mi única amiga”.

“Moriste un sábado por la mañana. Y te hice colocar aquí debajo de nuestro árbol. E hice que la casa de tu padre fuera demolida hasta el suelo. Mamá siempre dijo que morir era parte de la vida. Desearía que no fuera así”.

“–¡Forrest! ¿Ya encontraste a Jesús?

–No sabía que tenía que buscarlo”.

“Querido Dios, hazme un pájaro. Para poder volar lejos. Muy lejos de aquí”.

“-¿Por qué eres tan bueno conmigo?

-¡Eres mi chica!

-Siempre seré tu chica”.

“Mamá siempre decía, Dios es misterioso. Ese día no convirtió a Jenny en un pájaro. Pero en cambio, hizo que la policía dijera que Jenny no tenía que quedarse más en esa casa”.

“Nunca llegué a saber por qué había vuelto, pero no me importaba, era como en los viejos tiempos, volvíamos a ser como uña y carne, cada día yo recogía flores bonitas y se las ponía en su habitación y ella me hizo el mejor regalo que nadie pueda recibir en el mundo, y hasta me enseñó a bailar, en fin… ella y yo éramos como una familia, fue la época más feliz de mi vida”.

“-¿Cuál es mi destino, mamá?

-Vas a tener que averiguarlo por ti mismo”.

Comments

comments

Frases inolvidables de ‘Forrest Gump’
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más visto

To Top