Libros

Las mejores frases de Haruki Murakami

Estas son algunas de las mejores frases del escritor japonés Haruki Murakami que te harán reflexionar.

Haruki Murakami (1949) es uno de los escritores japoneses más famosos e influyentes en la actualidad. Entre sus obras destacan novelas como Tokio blues, Crónica del pájaro que da cuerda al mundo, Kafka en la orilla, y 1Q84, las cuales han tenido un gran impacto tanto en la cultura oriental como en la occidental. A menudo, la obra de Murakami aborda temas como la soledad, el amor y la vida, desde una perspectiva surrealista y nostálgica.

Murakami fue influenciado por diferentes escritores occidentales como Raymond Carver, F. Scott Fitzgerald, John Irving, Kurt Vonnegut y Richard Brautigan, entre otros. Varias de sus obras tienen referencias de la cultura popular, en las que retoma novelas, canciones, series de televisión e inclusive películas. Algunos títulos de sus libros hacen alusión a canciones como “Dance, Dance, Dance” de la banda The Dells, “Norwegian Wood” de los Beatles, y “South of the Border, West of the Sun” del cantante de jazz Nat King Cole.

A pesar de que Murakami ha sido candidato al Premio Nobel de Literatura en múltiples ocasiones, nunca ha obtenido dicho galardón. Sin embargo, ha recibido diversos reconocimientos a nivel internacional como el Noma, el Tanizaki, el Franz Kafka y el Hans Christian Andersen. Además, fue elegido por el diario británico The Guardian como uno de “los mayores novelistas de la actualidad”.

A continuación, te compartimos algunas de las mejores frases del escritor japonés Haruki Murakami que te harán reflexionar.

“Pero, a fin de cuentas, ¿quién puede decir lo que es mejor? No te reprimas por nadie y, cuando la felicidad llame a tu puerta, aprovecha la ocasión y sé feliz”.

“Cerrar los ojos… no va a cambiar nada. Nada va a desaparecer simplemente por no ver lo que está pasando. De hecho, las cosas serán aún peor la próxima vez que los abras. Sólo un cobarde cierra los ojos. Cerrar los ojos y taparse los oídos no va a hacer que el tiempo se detenga”.

“Cuando uno se acostumbra a no conseguir nunca lo que desea, ¿Sabes qué pasa? Que acaba por no saber incluso lo que quiere”.

“Cada día, al llegar la hora, anochece. Pero el mundo ya no es el mismo que el día anterior. Tú, no eres el mismo que ayer”.

“Vence el miedo y la ira que hay en ti. Deja entrar dentro de ti una luz clara que vaya fundiendo el hielo de tu corazón. Eso es volverse fuerte de verdad”.

“En este mundo, nada hay tan cruel como la desolación de no desear nada”.

“Hay dos tipos de personas: los que son capaces de abrir su corazón a los demás y los que no. Tú te cuentas entre los primeros”.

“Jamás había escuchado una música tan sorprendente, así que me volví un fanático del Jazz y más tarde un escritor al que el Jazz le enseñó todo”.

“Las buenas noticias, en la mayoría de los casos, se dan en voz baja”.

“El odio es una sombra negra y alargada. En muchos casos, ni siquiera quien lo siente sabe de dónde le viene. Es un arma de doble filo. Al mismo tiempo que herimos al contrincante nos herimos a nosotros mismos. Cuanto más grave es la herida que le infligimos, más grave es la nuestra. El odio es muy peligroso. Y, una vez que ha arraigado en nuestro corazón, extirparlo es una tarea titánica”.

“Si no quieres acabar en un manicomio, abre tu corazón y abandónate al curso natural de la vida.”

“Tiempo y la libertad son lo más importante que el dinero puede comprar para el ser humano.”

“Si tú me recuerdas, no me importará que el resto del mundo me olvide”.

“No importa si no vivo mucho pero mientras viva, quiero al menos que esa vida sea plena”.

“Por algún motivo, las palabras adecuadas siempre llegan demasiado tarde”.

“No pierdas a nadie importante por culpa de miedos y orgullos estúpidos”.

“La muerte no existe en contraposición a la vida sino como parte de ella”.

“En un mundo donde existe el tiempo, nada puede volver atrás”.

“Los corazones humanos no se unen sólo mediante la armonía. Se unen, más bien, herida con herida. Dolor con dolor. Fragilidad con fragilidad. No existe silencio sin un grito desgarrador, no existe perdón sin que se derrame sangre, no existe aceptación sin pasar por un intenso sentimiento de pérdida. Ésos son los cimientos de la verdadera armonía”.

“A lo largo de nuestra vida vamos descubriendo poco a poco nuestro verdadero yo; y, a medida que lo descubrimos, perdemos parte de nosotros mismos”.

“Algún día la muerte nos tomará de la mano. Pero hasta el día en que nos atrape nos veremos libres de ella. Yo pensaba así. Me parecía un razonamiento lógico. La vida está en la orilla; la muerte, en la otra. Nosotros estamos aquí y no allí”.

“Lo que sea que estás buscando no va a llegar en la forma que lo esperas”.

“Si sólo lees los libros que todo el mundo lee sólo podrás pensar lo que todo el mundo piensa”.

“Para las personas, los recuerdos son el combustible que les permite continuar viviendo”.

“Y una vez que la tormenta termine no recordarás cómo lo lograste, cómo sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente. Pero una cosa sí es segura, cuando salgas de esa tormenta no serás la misma persona que entró en ella. De eso se trata esta tormenta”.

“Dos personas pueden dormir en la misma cama y aún estar solos cuando cierran los ojos”.

“Las heridas emocionales son el precio que todos tenemos que pagar para ser independientes”.

***

Comments

comments

Las mejores frases de Haruki Murakami
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más visto

To Top