Cine

Entre cintas y recuerdos: clásicos para ver en Halloween y Día de Muertos

Ha llegado una de las temporadas más esperadas del año, y qué mejor que acompañarla con una maratón de películas y series que se volvieron un clásico y un ícono de estas celebraciones.

Halloween está aquí, y posteriormente Día de Muertos: dos celebraciones que, a pesar de parecer muy diferentes, en realidad no lo son, ya que comparten muchos aspectos en común y el más importante es el culto hacia la muerte. La muerte suele ser asociada con tristeza, sin embargo, esta no es la única emoción por la que es acompañada puesto que nuestras culturas, y, por ende, nuestras tradiciones, nos han permitido tener otra perspectiva hacia ella, como acompañarla con aires de alegría y recuerdos, entendiendo que es un ciclo que comienza y termina para luego repetirse.

Dichas costumbres han sido inspiración para el mundo del cine y la televisión, teniéndolos como temas centrales o secundarios en los cuales se desenvuelven historias que nos pueden tanto impactar como hacer reír, todo dependiendo del contexto. Ambos medios nos han traído un vasto catálogo de películas y series, pero sólo algunos han conseguido la meta de convertirse en un total clásico, puesto que cada vez que el año trae para nosotros los dichosos meses de octubre y noviembre, estas producciones se nos antojan como si fuesen calabaza con miel o pan de muerto con cafecito.

Sin más preámbulos, acompáñame en este viaje (bueno, artículo jaja) por el cual remontaremos a esos ayeres en los que nos sentábamos en frente de nuestro viejo televisor, con palomitas o pan dulce, disfrutando del momento con una película o serie en una oscura y helada noche de terror.

Los clásicos de terror

Es imposible no pensar en terror en cuanto comienza octubre: es como si fuesen sinónimos ¿o no?

Cómo no recordar los días en los que mi primo mayor siempre sintonizaba la televisión en el Canal 5, en una noche de sábado, y veíamos Chucky mientras subía los pies al sofá porque siempre me decía que el muñeco saldría y me jalaría los pies. Me aterraba tanto y, hasta la fecha, no tolero ver al muñeco. En esos días cuando era niña (no soy una anciana) no faltaban clásicos en la televisión tales como “Pesadilla en la Calle Elm” (1984), “Masacre en Texas” (1974), “Friday the 13th” (1980), “Scream” (1996) y la imperdible “Halloween” (1978); cada una dejó, sin lugar a dudas, un personaje distintivo del cual todos los chicos en el pueblo deseaban disfrazarse, ya fuese la máscara de hockey de Jason o la del asesino de Scream.

Por el otro lado, mi mamá es una fanática total del cine de terror, y fue con ella que me animé a ver, también al lado de mi hermana, algunas cuantas más que, sin mentir, siguen dándome terror aun con el pasar del tiempo, como “El Exorcista” (1973), “La Profecía” (1974), “Juegos diabólicos” (1982), “Alien” (1979), “Suspiria” (1977), “Carrie” (1976) o “Cuando un extraño llama” (1979)

El tiempo ha pasado y conforme éste fue corriendo, también fueron lanzados más y más largometrajes que se fueron uniendo con sus antecesores, creando nuevo contenido, manteniendo el suspenso entre el público y obteniendo algunos gritos de espanto: al cine gore junto con “Holocausto Caníbal” están la saga de “Saw”, “Hostel” (2005), y nuevos géneros como el metraje encontrado, entre los cuales haya indispensables a “El Proyecto de la Bruja de Blair” (1999), “Actividad Paranormal” y su saga, así como “Cloverfield” (2008).

Sin olvidar, claro, películas actuales que se adentran en el mundo de lo paranormal y espiritual, tales como las sagas de “El Conjuro”, el cual nos dio su última entrega, y “La Noche del Demonio”; “El Exorcismo de Emily Rose” o “El Aro”, y algunas otras un poco más misteriosas como “Mensajero de la Oscuridad”.

Hoy en día muchos piensan que el cine de terror está en declive; sin embargo, rescatando algunos clásicos de ayer y hoy, y dándole la oportunidad a los lanzamientos para ver qué tal, pasarás noches de maratones reviviendo y creando nuevos momentos propios de esta temporada.

Tim Burton

Si bien el terror va de la mano con esta temporada, la otra mano la sostiene el director Tim Burton. Y es que debemos aceptarlo: las películas más icónicas que primero vienen a aparecer en nuestra mente provienen de esta extraña y divertida personalidad. No olvidaremos los días en los que Disney era buena onda y desde los últimos días de septiembre comenzaba con la transmisión de “The Nightmare Before Christmas” o “Frankenweenie”; mientras que en otros canales de cine o, los suertudos que tenían los DVD’s o casetes, reproducían otros clásicos de Burton: “Edward, Manos de Tijeras”, “Beetlejuice”, “Sleepy Hollow”, “El Cadáver de la Novia” o “Sombras Tenebrosas”.

Cuando el crepúsculo caía, después de haber terminado la tarea, en el sofá se reunían los miembros de la familia o los amigos, las palomitas impregnaban la sala con el olor a mantequilla e iniciaba el rato de disfrute de una de estas películas que nos permitían adentrarnos más a la festividad.

Las veíamos de pequeños, pero igual las seguimos disfrutando

Seremos jóvenes adultos o adultos ya de lleno, pero no podemos negar que vienen a nuestra memoria los capítulos en particular o los especiales de Halloween de nuestras series animadas favoritas que preparaban los canales de Cartoon Network, Boomeran, Nickelodeon y Disney.

Siguiendo con la conversación de los tiempos en los que Disney no nos cobraba todavía por ver su contenido, el canal nos alegraba y nos hacía pasar el rato, e incluso, nos ponía a cantar con sus infaltables “Abracadabra” (Hocus Pocus, 1993), “Brujillizas” (2005) y “Halloweentown” (1998); escuchábamos con atención la historia de “La Leyenda de Sleepy Hollow” (1949, contada por el actor Tin Tan), o veíamos la batalla de Mickey Mouse en Noche de Brujas en “El Club de los Villanos”. Recientemente, Disney Pixar lanzó como uno de sus últimos proyectos a “Coco”, inspirada en la tradicional fecha del Día de Muertos.

Cartoon Network y Nickelodeon nos dio capítulos especiales de algunas de sus series más recordadas, como “Billy and Mandy’s Jacked Up Halloween” de Las Sombrías Aventuras de Billy y Mandy, “Arnold’s Halloween” de Hey Arnold o “Padrinos Mágicos Terroríficos” de Los Padrinos Mágicos. Además, sin ser especiales, animaciones llenas de contenido poco convencional y extraño, pero deleitables, entre los cuales están, por ejemplo, “Cobarde, el perro cobarde” (1996-2002) y “¡Ahh! Monstruos de verdad” (1994-1997).

Sin embargo, quien se lleva la corona aquí es Boomerang a través de Scooby Doo: tanto el Canal 5, como CN y Boomerang se abarrotaban de las series y las películas de este popular canino y su pandilla del misterio, quiénes protagonizaron grandiosas historias animadas. “Scooby Doo en la Isla de los Zombies” (1998), “Scooby Doo y el Fantasma de la Bruja” (1999) o “Scooby Doo y la carrera de los monstruos” (1988) son sólo unas cuantas que ver de este clásico que combina la animación, la diversión y el misterio.

Los clásicos adolescentes tampoco pueden faltar aquí: las caricaturas nos regresan a lo más tierno de nuestra infancia, pero el entretenimiento juvenil evoca a nuestras emociones propias de esa etapa, cuando imaginábamos ser brujas, hechiceros o simplemente la experiencia de vivir una situación mágica o macabra como las veíamos frente a la pantalla. “Jóvenes Brujas” (1996), “Sabrina, la bruja adolescente” (1996-2003) o “El mundo oculto de Sabrina” (2018-2020); y claro, tanto para jóvenes y grandes, la bizarra “American Horror Story”, encajando a la perfección su temporada 3 “Coven” (2013-2014).

Sin pertenecer a una gran compañía, aunque no por ello menos reconocidos, provenientes del Studio Laika podemos encontrar a las animaciones de stop motion de “Coraline y la puerta secreta” (2009) y “Paranorman” (2012); así también, “El Libro de la vida” (2014) de Fox Animation, que también ya es propiedad de Disney.

El terror mexicano

Un momento, ¿y qué hay de Día de Muertos? Por supuesto, siendo mexicana, no olvidaría este día tan importante dentro de mi propia cultura. Es por ello mismo que te vengo a contar que México, a pesar de tal vez no tener una vasta diversidad cinematográfica (aparentemente) hoy en la actualidad, nuestro país, en su historia filmográfica, cuenta con una gran variedad y de excelente calidad, películas de terror que te pondrán los pelos de punta.

Un gran referente es el director de cine Carlos Enrique Taboada, quien le regaló al público filmes como “Hasta el viento tiene miedo” (1968), “El libro de piedra” (1969), “Más negro que la noche” (1975) y la muy conocida “Veneno para las hadas” (1984), haciendo mención también de su programa de televisión “La Telaraña”.

Otras increíbles películas mexicanas de suspenso para entretenerse durante este largo puente y de las cuales no te puedes arrepentir de ver son “Alucarda” (1977), “El Vampiro” (1957), “El Espejo de la Bruja” (1962), “El Escapulario” (1968), “La Llorona” (1960), “La Invención de Cronos” (1993, de los inicios de Guillermo del Toro) y, aunque suene gracioso, pero igual es buena, “Km. 31” (2006).

Y por supuesto, no podemos olvidar a la primordial del cine mexicano y de la celebración del Día de Muertos: “Macario” (1960), la primera película en llegar a ser nominada en la categoría de “Mejor Película Extranjera” en los Premios Óscar.

¡Esto es Halloween! Y las risas no faltan

Y, por último, somos conscientes de que esta época del año no es solamente terror y suspenso, sino que, y por qué no, risas y carcajadas. No hay mejor manera que bajar el miedo y subir el azúcar (además de un café o una Coca Cola), que con una muy buena comedia, y aún mejor, adentrada en el contexto de Halloween.

Las sagas de Los Locos Adams y Scary Movie, además de “Shaun of the Dead” (2004) nos hicieron ver a las películas del género de terror y a la misma palabra en todo su contexto de una manera distinta, con más tintes de burla y sarcasmo. “The Rocky Horror Picture Show” (1975), película de culto, también, sin causar estragos anímicos, es otra vía para gozar de lo raro y fuera de lugar.

Espero que esta compilación de clásicos te permita tener una excelente experiencia durante estas fechas de Halloween y Día de Muertos, y de ser posible, fuera de ellas, porque siempre se puede disfrutar de una buena película o serie en cualquier momento.  

Comments

comments

Entre cintas y recuerdos: clásicos para ver en Halloween y Día de Muertos
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más visto

To Top