Fotografía

Juan Rulfo en 35 mm: la mirada del escritor en 7 fotografías

Descubre una de las facetas desconocidas del escritor de ‘Pedro Paramo’, quien convirtió la mexicanidad en arte. Hablamos de Juan Rulfo.

Un ser enigmático, tímido, introvertido, gran conversador con la gente de su confianza, serio en las entrevistas, amante de la soledad. Hoy hablaremos de: Juan Nepomuceno Carlos Pérez Rulfo Vizcaíno o como todos lo conocemos, Juan Rulfo es uno de los escritores más importantes de México y de América Latina.

Jalisciense de cuna nació en un pueblo llamado San Gabriel municipio de Sayula. Su infancia la vivió durante la guerra cristera por ello quedó huérfano a temprana edad. Al trasladarse a Guadalajara sus familiares lo ingresaron a un Internado donde Rulfo vivió cosas duras para un joven de su edad.

Ya que en Guadalajara no pudo entrar a la Universidad por una huelga que había en ese entonces, se mudó a la Ciudad de México para entrar a la máxima casa de estudios como oyente en la Facultad de Filosofía y Letras. A pesar de eso, en 1985 se le otorgó el Doctorado Honoris Causa por la contribución que le dio a la cultura mexicana.

Autodidacta:

Donde pueden converger la fotografía y la literatura de Rulfo es en lo autodidacta. Rulfo no aprendió en las aulas, él lo aprendió de los libros. En su basta biblioteca de más de 9,000 volúmenes se encuentran unos 800 libros sobre fotografía.

Juan el escritor:

Con la premisa de transmitir con sus escritos la vida común en los pueblos de México, Rulfo escribió 3 libros, dos de ellos lo consagraron como escritor, hablamos de “El llano en llamas” y “Pedro Páramo” el tercer libro fue “El gallo de oro”, este último fue adaptado y llevado al cine, donde Rulfo colaboró.

El llano en llamas, publicado en 1953, es un compendio de 17 cuentos entre ellos “Luviana” que se dice es la antesala para “Pedro Páramo”, todos estos cuentos fueron publicados con anterioridad en la revista “Pan”.

Pedro Páramo, publicado en 1955, narra la historia de Juan Preciado, que va en busca de su padre Pedro a un pueblo llamado Cómala.

El gallo de oro es un libro poco conocido, destaca más la película que la misma obra del autor. El libro nos cuenta la historia de un amor entre un gallero y una cantante de palenques durante sus giras de feria en feria.

Rulfo el Fotógrafo:

Autorretrato Nevado de Toluca 1950

Juan Rulfo solo escribió 3 libros y con eso bastó para consagrarlo como escritor. Pero su trabajo fotográfico fue más amplio, a su muerte se encontraron aproximadamente unos 7,000 negativos sumando las fotos que ya estaban reveladas.

Rulfo era un hombre viajero que iba de un lado a otro gracias a su fascinación por el montañismo, debido a esto pudo capturar la mexicanidad que tanto le agradaba, la época dorada en su fotografía fue de 1940-1950. Es aquí donde entró al mundo del cine cuando se filmaba la cinta “Talpa” (cuento que aparece en “el llano en llamas”) al mismo tiempo se filmaba “La escondida”, durante el rodaje Rulfo estuvo presente y pudo usar su Rolleiflex para hacer fotografía durante los rodajes, obtuvo unas 150 fotos aproximadamente en especial de María Félix.

Susan Sontag (ensayista, cineasta, profesora; una de las intelectuales más influyentes de Estados Unidos) en su publicación “On photography” dijo “-Juan Rulfo es el mejor fotógrafo que he conocido en Latinoamérica”.

Los temas centrales de sus fotografías eran el indigenismo y vida rural. A continuación, te presentamos 6 fotografías de la gran colección de este escritor, en todas las fotos usó la cámara Rolleiflex, usando contrastes en los claroscuros:

Músicos de Tlahuitoltepec:

Juan Rulfo / Oaxaca 1956

En esta foto Rulfo usó la regla de los tercios con punto de fuga.

Anciana sentada en el umbral:

Juan Rulfo / 1950

Es una de las fotos de Rulfo con más sentimiento usando zona aurea y enfoque hacia abajo.

Instrumentos musicales en Tlahuitoltepec:

Juan Rulfo / Oaxaca 1956

Otra obra de una serie fotográfica de la misma zona, aquí usó ley de horizonte y regla de tercios.

Almenas en Yecapixtla:

Juan Rulfo / Morelos

En esta imagen se usó punto de fuga y ley de repetición, Rulfo a lo largo de sus fotografías usó ciertas reglas, una de ellas “punto de fuga”, es decir, unir dos líneas paralelas que se juntan en perspectiva.

Judas para sábado de gloria:

Juan Rulfo / Ciudad de México 1950

Esta fotografía nos recuerda a semana santa cuando íbamos a la quema de los judas. Para ella usó regla de tercios y zona aurea.

María Félix en “la escondida”:

Juan Rulfo / Filmación “La escondida”

En algún descanso del rodaje de la película que encabezó María Félix, Rulfo fotografió a la actriz durante sus descansos, aquí usó la regla de tercios centrando todo en el torso y la canasta.

Si analizamos la obra literaria y fotográfica de Rulfo nos daremos cuenta que lo que a él verdaderamente le importaba o le apasionaba: la vida rural de México, quería con su trabajo mostrar otro lado del país, un lado bastante olvidado por muchos.

Rulfo no solo dejó 3 historias escritas. En cada una de sus fotografías dejó un cuento que nos podemos narrar nosotros mismos.

A continuación dejamos un pequeño glosario fotográfico

Regla de tercios: se divide la imagen en 2 líneas horizontal y 2 vertical teniendo en total 9 cuadros donde los que resaltan son los puntos de intersección (4 puntos de interés)

Punto de fuga: Donde dos rectas paralelas se unen

Zona aurea: Una guía visual en forma de caracol

Ley de horizonte: dividir la imagen en líneas horizontales, dividiendo la imagen en 3 partes Ley de repetición: donde en la imagen aparece una cosa o personas más de una vez.

Comments

comments

Juan Rulfo en 35 mm: la mirada del escritor en 7 fotografías
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más visto

To Top