Cine

Alfredo Ballí Treviño, el médico mexicano que inspiró el personaje de ‘Hannibal Lecter’

Muchos conocemos al sanguinario personaje Hannibal Lecter, pero muy pocos saben que su historia está inspirada en la de un médico asesino mexicano.

A propósito de la fascinante actuación de Anthony Hopkins en la película The Father, con la cual consiguió su segundo premio Óscar. Nos dimos a la tarea de investigar la historia detrás de uno de sus personajes más emblemáticos: el Dr. Hannibal Lecter.  

Muchos conocemos al sanguinario personaje Hannibal Lecter por películas como El silencio de los inocentes del director Jonathan Demme, así como por los libros del escritor Thomas Harris, pero muy pocos saben que su historia está inspirada en la de un médico mexicano.

Corría el año de 1959 en la ciudad de Monterrey, capital del estado de Nuevo León, al norte de México, cuando ocurrió un crimen que conmocionó a esta ciudad. En un consultorio médico ubicado en la colonia Talleres, el joven doctor Alfredo Ballí Treviño, de 28 años, asesinó a Jesús Castillo Rangel, un estudiante de medicina de apenas 20 años, quien, según los periódicos de la época, tenía una relación sentimental con Treviño, pero tras una discusión, todo acabó en tragedia.

Treviño sometió a su amante y con un bisturí le cortó la garganta, los brazos y luego las piernas, después colocó su cuerpo en una caja de cartón. Posteriormente, lo guardó en la cajuela de su auto y se dirigió a un terreno baldío del municipio de Guadalupe. Allí enterró el cuerpo del joven, que días después fue hallado por las autoridades y Treviño fue detenido.

El médico aceptó su crimen y confesó la forma en que cortó el cuerpo, donde destacó algo espeluznante: no tuvo la necesidad de tocar ningún hueso, pues sus cortes fueron perfectos, según relató a las autoridades. Tras su terrible confesión, fue condenado a pena de muerte por los delitos de homicidio calificado, inhumación clandestina y usurpación de profesión, e ingresado al penal del Topo Chico, en Monterrey. Curiosamente, hoy en día esa prisión estatal es un parque, luego de ser cerrada en 2019.

Ahora bien, ¿cómo es que se sabe esta historia? En 2013, y con motivo de los 25 años del lanzamiento del libro The Silence of the Lambs, Harris reveló de dónde provino la inspiración para crear a este sanguinario, pero a la vez inteligente personaje. El escritor contó en el prólogo de su edición de aniversario y en distintas entrevistas, que el médico Alfredo Ballí Treviño, a quien él llama “Dr. Salazar”, fue la principal inspiración para crear al personaje del Dr. Hannibal Lecter, quien fue nombrado por la revista británica Empire como el mejor villano de la historia del cine.

El escritor conoció al doctor Treviño en la prisión del Topo Chico en los años 60, mientras estaba realizando una entrevista a un prisionero llamado Dykes Askew Simmons, quien fue recluido por el asesinato de tres jóvenes hermanos. Dykes estaba condenado a muerte y, poco antes de recibir a Harris en la prisión, había intentado escapar, por lo que los guardias de seguridad le dispararon. Dykes le contó al escritor que Treviño le realizó la cirugía que le salvó la vida y de inmediato Harris se interesó por conocer al susodicho, sin saber que también se trataba de un recluso.

Harris señaló que Treviño parecía un hombre elegante que provenía de una familia con buena posición económica. El escritor sostuvo una breve plática con el médico, sin saber que también estaba preso. Durante la charla, Treviño hizo un perfil psicológico de Dykes, situación que llamó por completo la atención del escritor. Esta charla inspiró a Harris para crear el afamado diálogo que tiene Hannibal Lecter con la agente Clarice Starling. Tras esta plática, Harris le agradeció al médico e incluso lo invitó a tomar un trago si es que un día se encontraba en Texas.

A pesar de que Treviño estaba condenado a muerte, logró imputar su pena y únicamente permaneció en prisión 20 años. Fue puesto en libertad en 1981, a la edad de 49 años. Tras su encierro, puso un consultorio y se dedicó a atender a gente de escasos recursos.

En 2008, el periodista Juan Carlos Rodríguez lo entrevistó para el medio mexicano Milenio, sin embargo, no quiso hablar de su oscuro pasado y dijo “pagué lo que tenía que pagar. Ahora sólo espero el castigo divino”. Alfredo Ballí Treviño murió en 2009 a los 81 años de edad, sin saber que su crimen inspiró la creación de uno de los villanos más despiadados y temibles de la historia del cine.

Con información de Infobae y Milenio.

Comments

comments

Alfredo Ballí Treviño, el médico mexicano que inspiró el personaje de ‘Hannibal Lecter’
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Lo más visto

To Top